coste ascensor

Martes, 23 de Abril de 2019

Instalación del ascensor en una comunidad: ¿cómo se reparte el gasto entre los vecinos?

Además de la cantidad de votos a favor necesaria para sacar adelante un proyecto de instalación de ascensor en una comunidad de propietarios, otro asunto muy debatido entre los vecinos es qué cantidad de dinero del total les correspondería pagar a cada uno de ellos.

Son, sin duda, dos de las preguntas más frecuentes:

  • ¿Qué porcentaje de vecinos de una comunidad se requiere, por regla general, para que se pueda realizar la instalación de un ascensor?
  • ¿El coste de la instalación del ascensor se debe repartir por igual entre todos los vecinos/propietarios de la comunidad? ¿Deben pagar la misma cantidad los vecinos del bajo que los del quinto teniendo en cuenta que estos últimos van a hacer, a priori, un uso más intensivo del elevador?

Antes de responderte a estas dudas de una manera muy sencilla vamos a detenernos un instante en 4 definiciones clave:

1. Ley de Propiedad Horizontal (LPH)

Es la ley que regula todo lo que tiene que ver con las comunidades de propietarios. 

2. Estatutos de la comunidad.

No son obligatorios. Cuando existen, suelen recoger, entre otros aspectos, las obligaciones de los propietarios (por ejemplo, como se afrontarán los gastos de la comunidad, en base a qué criterios y porcentajes) y también los derechos. Cada comunidad puede redactar sus estatutos como mejor le convenga y decidan sus miembros. Una vez aprobados, conviene inscribirlos en el Registro de la Propiedad.

3. Título constitutivo de la comunidad.

Si es obligatorio. Fija cuáles son los pisos/fincas y otros locales del edificio y su cuota de participación en la totalidad del inmueble.

4. Cuota de participación (o coeficiente de copropiedad)

Es una expresión numérica atribuida a cada uno de los pisos o locales del edificio (garajes, trasteros, comercios). Esta cuota va a determinar cómo participa cada piso y local del inmueble en los beneficios y también en las cargas o gastos de la comunidad. Para su cálculo se tienen en cuenta variables como la superficie útil del piso o local, su emplazamiento exterior o interior, la situación y el uso que va a hacer de los servicios o elementos comunes.

De ahí se saca una expresión numérica en coeficiente y con 3 decimales. La suma del conjunto será de 100.

Una vez claros estos 4 conceptos, ya podemos responder de una manera sencilla a las preguntas planteadas al comienzo del post:

1. Por regla general, ¿qué porcentaje de vecinos de una comunidad se requiere para que se pueda realizar la instalación de un ascensor?
La Ley de Propiedad Horizontal establece que es necesario el voto favorable de la mayoría simple de los propietarios que, al mismo tiempo, representen la mayoría de cuotas de participación.

2. ¿El coste de la instalación del ascensor se debe repartir por igual entre todos los vecinos/propietarios de la comunidad? ¿Deben pagar la misma cantidad los vecinos del bajo que los del quinto teniendo en cuenta que estos últimos van a hacer, a priori, un uso más intensivo del elevador?

Hay que fijarse, en primer lugar, en qué es lo que dicen los estatutos de la comunidad, en caso de que existan. Y si no existen, los vecinos pueden llegar a un acuerdo que establezca lo que deberá pagar cada uno de ellos según la situación del inmueble (los del primero, ‘x’; los del segundo, ‘y’; etcétera).   

Ahora bien, aunque cada comunidad es libre repartir los gastos de la instalación del ascensor como considere, lo que establece la Ley de Propiedad Horizontal es que esos gastos se afronten en función de la cuota de participación. La jurisprudencia dice que no debe pagarse por el uso que se vaya a hacer del ascensor, sino en función del coeficiente de copropiedad.

En Ascensores Beltran hemos vivido todas las situaciones posibles: comunidades que afrontan el gasto de la instalación del ascensor según la cuota de participación; otras que llegan a acuerdos por unanimidad para pagar en función de la altura del piso; y otras que se acogen a los estatutos aprobados en su día. Es muy habitual que las comunidades ya hayan hecho otro tipo de obra en el edificio (la reparación de la fachada, por ejemplo) y que tomen esta experiencia como referencia para el establecimiento del gasto. Lo que se decidió entonces vale también para la instalación del ascensor.

Sea como fuere, y aunque es una labor que corresponde más a los administradores de fincas, en Ascensores Beltran ofrecemos también asesoramiento a este respecto. Explicamos las diferentes opciones y mostramos ejemplos de cómo han resuelto este problema en otras comunidades.

¿Podemos ayudarte en algo?


  1. universal

    Campaña de FEKOOR a favor del derecho a vivir de manera independiente

    Martes, 7 de Mayo de 2019

    Leer más

  2. ascensor

    Cercanía y transparencia para convencer a las comunidades de la instalación del ascensor

    Jueves, 11 de Abril de 2019

    Leer más