Pedo disimulo

¡Qué bien has comido! ¡Alubias! Mmmmmmm… Pero, claro, luego hay consecuencias. ¡Todo preso quiere libertad! Coincides en el ascensor con la vecina del 4º, la simpática, y, ¡mierda de karma!, el inoportuno pedo-chusco-flatulencia-ventosidad pide paso. Eres una olla a presión, amigo. No hay manera de parar ese… tsunami. ¿Qué hacer? ¡En Ascensores Beltrán tenemos la solución! Y vive tranquilo, vive mejor. 


  1. pedo

    ¡Qué asco!

    Ver vídeo

  2. enamorado

    Enamorado

    Ver vídeo